TEMPLO PARROQUIAL DE SAN MARTÍN DE TOURS

La antigua iglesia de estilo gótico, tenía dos puertas de entrada: una por el paseo del General Muñoz-Cobo y otra, hoy desaparecida, por la calle Santo Rostro, con buena portada de estilo neoclásico. La torre es rectangular del siglo XVI, con capitel revestido de azulejos, presentando la particularidad de estar inclinada debido a un fallo de cimentación.

Tras la Guerra Civil se reconstruyó caso totalmente siguiendo proyecto del arquitecto Ramón Pajares basado en un neo-barroco andaluz, con una sola nave con crucero y decoración colgada, concentrando los adornos en las bóvedas y dejando lisas las paredes verticales. Se cerró el acceso de la calle Santo Rostro y se conservó la Torre-campanario.

Esta iglesia gozó de privilegios desde tiempos de Fernando III. Se celebraban en ella los cabildos abiertos municipales, se tomaba juramento a los alcaldes y se reunían las milicias por ser una iglesia de carácter castrense.

Los historiadores como Ximena, Espinal, Santiago de Morales y cuantos han tratado de dicha parroquia, lo hacen templo romano dedicado a Plotina, esposa de Trajano, otros. mezquita, lo cierto es que ha sido templo cristiano.

La torre tiene fecha 1566-1576, siendo obispo de Jaén don Francisco Delgado. De estilo neoclásico con capitel revestido de azulejos y que un rayo el 12 de junio de 1936, derribó la cruz y el basamento consistente en una gran bola de piedra que en dos pedazos cayó estrepitosamente, una parte en la casa parroquial, hoy desaparecida, y otra en casa de un vecino situado justamente debajo de la torre. (Esta bola y cruz se repusieron en la restauración efectuada al campanario en 1988).

La iglesia de San Martín, arquitectónicamente era la menos estética, tenía dos naves y una distribución poco armoniosa.

Tenía buenas imágenes, no así los retablos ni altares, excepto el del Señor de la Humildad o «Señor de la Cañica».

Estuvo mucho tiempo cerrada al culto por hundimiento de su techumbre, y gracias a un hecho, ocurrido en la procesión de la Virgen de Gracia, que después se reconoció milagroso, se comenzaron las obras de restauración y adecentamiento del templo.

En 1948, dieron comienzo las obras, colocando nuevo retablo en el altar mayor, estilo neoclásico, hecho en Valencia y costeado por Dª Angustias Verdejo, nueva solería en el presbiterio y una baranda dorada en el mismo.

REFORMAS EN SAN MARTÍN

La iglesia de San Martín ha sufrido escasas reformas desde su reconstrucción después de la guerra. En 1900, también se restauró la torre que estaba muy dañada llagueando las uniones de las piedras con cemento, consolidando las uniones de los sillares y colocándose unos zunchos de hierro en tres espacios desde el centro de la torre hasta los arcos del campanario, para evitar que se siguieran abriendo ciertas grietas que desde antiguo tenía esta torre; asimismo, se cambió el acceso de entrada, tapando la puerta, sin quitarla, que daba al presbiterio, y que al parecer era la causante de muchos de los males que la torre tenía, y poniéndola por la capilla de la Virgen de Gracia, al parecer su lugar primitivo. También se repuso encima de la cúpula de la torre una bola y una cruz, que fue derribada por un rayo, como ya hemos comentado. Hay que decir al respecto de la cruz de la cúpula, que al colocarla se puso a plomo, con lo que desde abajo se ve torcida con respecto a la inclinación de la torre.

ALTAR MAYOR Y RETABLO

El retablo del altar mayor es de estilo del renacimiento con las imágenes siguientes:

En el centro el Sagrado Corazón de Jesús, obra del sevillano Castillo Lastrucci. A la izquierda en unas repisas, la imagen de S. Pedro Apóstol, a la derecha la de San Nicolás de Bari, y en la hornacina superior del retablo, la imagen de San Martín, obras estas atribuidas al escultor valenciano Enrique Pariente Sanchís y el retablo al Sr. Garcés.

También se colgaron en el nuevo templo unas lámparas, apliques, y vía crucis de hierro forjado, hechos en un taller de cerrajería de Córdoba. A la izquierda del retablo, sobre un pedestal la imagen de San Francisco de Asís y a la derecha, la Virgen del Rosario.

SAN JOSÉ

Esta imagen procedente del taller del escultor valenciano, Enrique Pariente, se venera en la parroquia de San Martín desde finales de los años cuarenta, venerada por el gremio de carpinteros, que son los encargados de su culto. Se trata de una talla sin retablo colocada sobre una mesa de altar y colocada dentro de una capilla en el lateral derecho de la nave central.

CRISTO DE LA FLAGELACIÓN

El altar que recoge estas imágenes se colocó en agosto de 1999, para colocar en él las imágenes de La Esperanza, San Juan Evangelista y el Cristo de la Flagelación, titulares de la Hermandad que lleva su mismo nombre y que costeó dicho altar.

Estas imágenes son de distinta procedencia, el Cristo procede de talleres industriales y es una figura de escayola policromada; la imagen de San Juan Evangelista, es una copia de la de Salzillo, realizada por el escultor Enrique Pariente y la imagen de la Virgen de la Esperanza, atribuida a Perdigón y que en su origen fue la Virgen de la Soledad.

Estas imágenes han recibido anteriormente culto en el templo de Santa María del Alcázar hasta su traslado a su actual emplazamiento en la nave derecha de la iglesia parroquial de San Martín.

TRÍPTICO DE LA ANUNCIACIÓN

Colocado bajo la celosía que da luz a la nave derecha del templo, se encuentra un tríptico de grandes dimensiones que representa la Anunciación de la Virgen María en la que aparece el Arcángel San Gabriel y la Virgen flanqueados por dos ángeles. En la parte inferior, pasajes bíblicos del nacimiento, presentación en el templo de Jesús y visita de Santa Isabel a la Virgen María.

Este tríptico es obra del artista local don Santiago de Morales Talero, compuesto de seis lienzos diferentes que lo conforman.

CAPILLA DE LA PURÍSIMA

En la hornacina central del retablo la imagen de la Inmaculada, procedente de talleres industriales pero con un rico estofado en oro.

El retablo fue donado por la familia Morales Lópiz, dicho retablo procedente de la casa Garcés de Valencia, lleva unos lienzos pintados por don Santiago Morales Talero, que representa a San Pedro, Santiago Apóstol, San José y Alfonso X el Sabio.

La imagen es copia de la de un cuadro existente en la capilla Sagrario de la Iglesia del Señor de Medinaceli de Madrid, según don Juan Antonio León.

SANTA ÁNGELA DE LA CRUZ

La actual imagen, obra de los hermanos Expósito Cortés, de Andújar, dedicada a la Santa fundadora de las Hermanas de la Cruz, fue puesta al culto en agosto de 2001, sustituyendo a la anterior, poco lograda y de escaso valor artístico. Ambas han sido costeadas por la Familia Cantero Minaya.

ALTAR Y RETABLO DE LA VIRGEN DE GRACIA

En la capilla izquierda del crucero el altar y retablo de la Virgen de Gracia, obra del Sr. Garcés, no así la imagen que es obra del escultor valenciano don Enrique Pariente Sanchís.

La Virgen de Gracia llegó a Santa María en 1944, con destino a San Martín. Fue costeada por la Sra. Dª Angustias Verdejo, quien facilitó al Sr. Pariente una fotografía con la imagen desaparecida en el incendio de San Martín, para que fuera imitada lo más posible. Igualmente, doña Angustias costeó un manto celeste bordado en oro por las Capuchinas de Andújar.

CUADRO DE ÁNIMAS

Al lado izquierdo del retablo de la Virgen de Gracia, un gran cuadro de ánimas, pintado por D. Basilio Martínez Ramos, siendo párroco de San Martín. En la torre se colgaron nuevas campanas, ya que las de San Martín están en Santa María desde 1940.

CAPILLA DEL BAPTISTERIO

La capilla del baptisterio, última de esta nave, tenía una verja de madera muy interesante. En la capilla colgaba un lienzo con las imágenes de la Virgen de la Cabeza en el centro o a los lados las de los Santos Bonoso y Maximiano.

El coro amplio, con suelo de madera un armonio bueno y escalera de caracol y en la pared un cuadro de Fray Diego José de Cádiz, pintado por Julio Romero de Torres. A la restauración de San Martín se colocó el púlpito en la pilastra izquierda de la capilla de la Pura con subida por la capilla del Corazón de Jesús.

Visits 20