… cualquiera tiempo pasado… fue mejor

Repasando una hoja de la prensa de hace años, extraída de la hemeroteca del ABC, nos encontramos con una serie de noticias que nos hacen pensar al comparar la situación actual. Veamos:

EN HONOR DE PERÓN Fue un día de nuestros Santos hace setenta y tres años. Y con lo grande que es España, sólo a Arjona se le ocurre dar nombre a una plaza del General Perón (político y militar extranjero y además, vivo). Por supuesto, sus motivos tendrían y que fue para celebrarlo, también, pues hasta vino el cónsul de Argentina en Granada, representando al embajador de dicho país.

EL PRECIO DEL ACEITE, TRIGO, LEGUMBRES Y PATATAS. Otro artículo que me deja perplejo es que el precio del aceite, trigo, legumbre y patatas de entonces los fijaba el Consejo de Ministros, y a ver quién era el guapo de variarlos. Ahora que hay muchos ministros, podíamos proponer que fueran ellos quienes volvieran a retomar esta sana e importante labor.

ESTADO DEL TIEMPO. PARTE OFICIAL METEOROLÓGICO El Servicio Meteorológico Nacional dependía del Ministerio del Aire. Digo yo que a falta de satélites, mandarían un piloto a darse una vuelta y este hacía su informe: Ligera tormenta en Madrid y más tarde tronó en todo el noroeste de la Península y en puntos aislados del Ebro y del Sur. El trabajo bien hecho, ¡sí, señor!.

NEGROLÓGICAS. Supongo que se debe a una errata, pues se trataba de la muerte de un general español.

LAS DECLARACIONES DEL CAUDILLO Una cadena de diarios extranjeros señalan en sus titulares las declaraciones del Jefe del Estado Español acerca del Mediterráneo. También insertan informaciones sobre el desastre de Cádiz. Opinar sobre el Mediterráneo cuando tres días antes había ocurrido una tragedia, el 18 de agosto de 1947. A las 22:50 una terrible explosión sacudió la ciudad dejando unas cifras aterradoras: 151 muertos, muchos de ellos niños, y 5.000 heridos, cuya deflagración se vio desde Sevilla y Huelva.

Han pasado 62 años y todavía siguen sin esclarecerse los hechos que provocaron aquélla masacre. «Cádiz contaba con una base de defensa submarina que se encontraba en los extramuros de la ciudad» nos explica Jose Antonio Hidalgo, autor del libro Cádiz 1947. La explosión.

«La base contaba con minas que se habían ido apilando por temas de protección durante la segunda Guerra Mundial, muchas de ellas estaban en mal estado». Sin embargo, nos explica Jose Antonio, pese a que desde el año 42 bandos militares habían alertado de que la ubicación de esas minas no era la adecuada e incluso de que algunas estaban muy estropeadas, no se hizo nada. Es mejor opinar sobre el Mediterráneo.

EXCURSIÓN A SEGOVIA Y LA GRANJA Lunes 2 de agosto en magnífico autocar, todo gasto comprendido. En la Granja correrán las fuentes.

No me perdería esa carrera por nada del mundo.

MONTABER. Alquiler de pesa-bebés

Entonces sí sería buen negocio. Actualmente, esa empresa se dedica a temas inmobiliarios, pues los bebés de hoy escasean.

años 70 "los dinamita"

HACE CINCUENTA AÑOS

Allá por los setenta, hubo un presentador muy singular llamado Alfredo Amestoy, que revolucionó la televisión (TVE, la única que había entonces), por su forma de hacer. 
Dirigió un programa en 1967 muy peculiar, llamado CAMPO POP, en el que se desplazaba al mundo rural para hacer esos programas en los que intervenía la gente del pueblo en cuestión, actuaba el conjunto pop del mismo y era como una especie de concurso que trataba de dar a conocer a los conjuntos que, teniendo calidad, no eran muy conocidos.
En este programa intervino el grupo «Los Dinamita» que, presentado como de Porcuna, en su setenta por ciento estaba compuesto por Arjoneros, a los que aún vemos a alguno a diario por nuestras calles, aunque otros, como José Pérez, se fueron prematuramente.
Hoy rescatado este vídeo correspondiente a una de sus actuaciones en la que nuestra paisana, Mari Loli Garrido, nos transporta a esos años con su potente voz y podemos ver a tres arjoneros más; Juan José, Paco y José, junto a los porcuneses, Ángel y Eduardo.
Tal vez algunos recordéis a este conjunto y a sus componentes.

Pero, ¿cómo funcionaba eso de los conjuntos musicales en aquellas épocas?. Tenemos la respuesta viendo la trayectoria de un miembro de «Los Dinamita», Juan José Ruiz González, quien aún hoy día sigue sin perder el gusanillo de la música desde sus comienzos con el Maestro Bonoso Baena Córdoba.

Aparte de su amor por la música, es indudable que Arjona influye también en su vida y a la que le dedica parte de esta Añoranza por su tierra.

Efectivamente, Añoranza es el trabajo que ha realizado con los medios con los que se disponía. Dividido en cuatro partes; lo presentamos con su vídeo musical, la letra de la canción y su correspondiente partitura. También se van introduciendo fotos de los distintos grupos en los que Juan José ha participado.

NOTA BIOGRÁFICA

JUAN JOSÉ RUIZ GONZÁLEZ. Nace en Arjona el 14 de mayo de 1939. Nace su afición por la música a la edad de 12 años, en la peluquería de su padre donde trabajaba de aprendiz, escuchaba a unos chicos que ensayaban canciones de rondalla y fue entonces cuando decide aprender a tocar la guitarra.

En el año 1953 entra a formar parte de un “grupo musical” de pulso y púa, bajo la dirección del gran maestro compositor y director de la banda, D. Bonoso Baena Córdoba, donde cosechan muchos éxitos con obras clásicas como Momento Musical de Schubert, La Marcha Turca de Mozart, Danza Quinta de Granados, La Doble Águila de Wagner, etc.

En 1960 después de ver un concierto en el cuartel donde hizo la “Mili”, del Niño Ricardo y Sabicas, decide estudiar guitarra flamenca, que no ha dejado de tocar, aunque no profesionalmente ya que sus otras actividades musicales no se lo han permitido.

En 1962, se reorganiza la “Orquesta Maryland” donde pone voz y guitarra eléctrica, haciendo música de baile en bodas y fiestas de los pueblos.

En 1966, ingresa en el grupo “Los Dinamita” con otros dos compañeros, Paco y José, intervienen en un programa de televisión con el famoso presentador Alfredo Amestoy; desde ese momento se dedica profesionalmente a la música trabajando en hoteles en la costa del sol y haciendo galas en Andalucía.

En 1968 ingresa con su compañero José, en el grupo “Los Fami”.

En 1969, decide formar el Grupo “Avance” con gente ya conocida de otros grupos consiguiendo muchos éxitos por toda España en especial en la Costa del Sol y el País Vasco. Por diversas circunstancias, deja el grupo en 1974, para dedicarse a la enseñanza montando una academia en Madrid donde da clases y prepara grupos musicales.


En palabras de Juan José Ruiz González, AÑORANZA, nace con el deseo de hacer un pequeño homenaje a Arjona y su gente, a nuestros Santos San Bonoso y Maximiano, a toda mi familia, sobre todo a los ya desaparecidos, a mi mujer y mis hijos por apoyarme en mi trabajo y perdonar todas mis ausencias, a todos mis compañeros y amigos de los distintos grupos musicales en los que he trabajado en especial a aquellos que ya no están con nosotros, y a todos los arjoneros ausentes que como yo, añoran su tierra.

AÑORANZA

ARJONA SIN PAR

Arjona sin par

MI PUEBLO

Mi pueblo


LA FIESTA SANTOS

La fiestasantos

HIMNO DE LOS SANTOS

Himno de los Santos

AGRADECIMIENTOS

A mis compañeros y amigos Juan Manuel Gómez, “Voz Solista”, Francisco Sánchez “Armónica” y Salvador de la Morena “Técnico de sonido”. Que en su estudio de grabación ha hecho posible que salga a la luz este trabajo.

Gracias a todos por escucharme y aguantar todas las historias de Arjona que yo les contaba, hasta el punto que ya se sienten un poco arjoneros.

Gracias a todos por colaborar conmigo.

Juan José Ruiz González

ARJONA Y LA CONSTITUCIÓN

El 29 de noviembre de 1812, publicado en el diario “EL CONCISO”, en el apartado de Cortes, relaciona que el día 26, han jurado la Constitución los pueblos de Arjona, Almadén, Noalejo, Almería, etc. entre otros puntos del día.

Este periódico salió a la calle por primera vez el 24 de agosto de 1810 en Cádiz, recordando que es el aniversario de la proclamación de Fernando VII; fue considerada la publicación más influyente de las centenares que nacieron y murieron durante el asedio francés. Fue conocido por su talante liberal, de pequeño formato y 2.000 ejemplares de tirada, lo que para la época era una altísima difusión dado los elevados índices de analfabetismo. Periódico muy influyente, sobre todo entre los diputados liberales que conformaban la mayoría de las Cortes. Llegó a sacar un suplemento parlamentario, El Concisín, insertado en el periódico general. Trató los temas con sentido común y veracidad y buscó ser siempre un periódico completo y de información, a pesar de su reconocida tendencia».

Su publicación en Cádiz finalizó el 24 de septiembre de 1813.

Tal vez como consecuencia del compromiso que adquiere Arjona al jurar la Constitución, establece con posterioridad un sello de caucho reconociendo tal compromiso, cuya estampación figura en los Archivos Estatales de España de 1876 con un texto al pie indicando: “Este sello que está usando este Ayuntamiento representando las armas de la Villa, hace unos 46 años que está estampándose sin tenerse más noticia histórica a qué referirse, ni tampoco haber otro más antiguo”

HISTORIA DEL LICENCIADO CALMAESTRA

Entre las historias escritas sobre gente y casos famosos de Andalucía, vemos buena la ocasión de referir la de un licenciado a quien llamaban Calmaestra, natural de la villa de Arjona. Era letrado de la Inquisición del Fisco, rico y discreto, casado con doña María del Barrio, harto honrada, con lo que ambos eran muy queridos de todos. Padres de seis hijos, viviendo en este estado, dos señoras de lo principal de Córdoba, pobres ellas, moraban pared por medio de dicho licenciado Calmaestra, con cuya familia trabaron profunda amistad. Mal la pagaron, pues viéndose pobres y con buena ocasión de mudar su fortuna, dieron unos hechizos al licenciado y a su mujer, así como a sus dos hijas mayores y a dos criadas, con que les pareció que podían sacar lo mejor de aquella casa sin que sus dueños se diesen cuenta, hechizados como estaba. Al fin de unos cuatro meses, cayó en cama el licenciado y a pocos días murió todo consumido; lo mismo le sucedió a la pobre señora, a las dos hijas y a las criadas, de suerte que en unos meses viniera toda la familia a morir, si no se descubriera la maldad.

Fotografía: Alfonso Nieves

Sucedió, pues, que pasó un día por la casa de las hermanas hechiceras un lencero, llamáronlo y tomaron todo el lienzo que hubieron menester. A la hora del pago, dijeron las señoras que no tenían dinero, pero que mirase si le gustaba alguna de ellas para casamiento. El lencero, porque no se perdiese todo, se acomodó con la menor, y digno de recordarse es la gracia del cronista, quien a cuenta de los hechizos (y el que quiera entender, que entienda), relata cómo, «andando en el trato del casamiento, salió un día de la casa el lencero y, queriendo hacer aguas menores, no halló con qué; fue y vino cien veces casi fuera de juicio por lo que le faltaba, y considerando que el mal le venía de la casa de donde había salido, volvió a ella y con una sonrisa falsa comenzó a echar a burla la fiesta, por ver en qué paraba, hasta que las señoras holgaron mucho del entretenimiento y al fin, con mucho placer, le restituyeron la alhaja»

En esta ocasión se habían dejado las señoras un arca a medio cerrar, donde tenían toda la plata que habían hurtado al difunto Calmaestra. Admirado el lencero de lo uno y de lo otro, aunque con disimulo, se fue muy contento, al parecer de las señoras y enderezó su camino hacia la casa del corregidor, a quien dio cuenta de lo que pasaba. La verdad es que, con tantas muertes juntas, no pudo dejar de haber mucho escándalo en la ciudad y cada uno decía su sentir. Para la Justicia había algunas sospechas contra tales señoras, pero por ser tan principales nadie se atrevía a hablar, hasta que el corregidor llamó a toda su gente y con ella fue a casa de las señoras, donde hallaron toda la vajilla, colgaduras y muchas otras cosas del licenciado Calmaestra, lo que fue suficiente para llevarlas a la cárcel.

Comenzó la Justicia a proceder contra las buenas piezas, las cuales comenzaron a declarar dónde escondían sus hechizos y, diciendo lo que habían de hacer para que no muriesen la otra hija y las criadas, se las valieron implicando a señoras muy principales de Córdoba, Sevilla, Jaén, Aguilar y Montilla. Con esto salvaron la vida, contentándose la Justicia con meter a estos demonios en prisión y mandándolas dar doscientos azotes en mitad de la Corredera de Córdoba. «Allí -escribe el cronista- se leyeron sus maldades públicamente y las desterraron de toda la Andalucía para siempre, y con esta pena tan leve castigaron a las que merecían mil muertes. En esta ocasión se cumplió el refrán de que allá van leyes donde quieren reyes, pues con el mucho dinero y ruegos que hubo, se torció la Justicia, y aquellas malas hembras se quedaron sin el castigo que merecían.

Manuel Barrios. (Publicado en ABC en 1996)

Manuel Barrios Gutiérrez (n. San Fernando, Cádiz, 1924 – Sevilla 24 de febrero de 2012) fue un novelista, ensayista, flamencólogo, autor teatral, hombre de radio y periodista español. Considerado un sólido valor de la llamada «Nueva narrativa andaluza», su rica trayectoria se concreta en más de setenta libros publicados y cuarenta y cuatro premios, miles de artículos en prensa y programas radiofónicos. Es padre del filósofo Manuel Barrio Casares.

de arjona a blanes

Este artículo está extraído de la hemeroteca del periódico la Vanguardia Española y está fechado el miércoles 31 de octubre de 1956, firmado por Lope MATEO, poeta y periodista salmantino fallecido en 1970 y que traigo al portal como algo curioso:

Hace ya bastantes años mis pasos peregrinos me llevaron a Arjona, pequeña y rica ciudad de la provincia de Jaén, a tres leguas escasas de Andújar, recostada en una loma, con el horizonte norte de Sierra Morena y rodeada de olivares por todas partes. Derívase su nombre del hebreo «Ur-Gabah», que significa fuego alto, luz en la altura. Los romanos de la Bética la llamaron Urgabona, la cual después de ver arrojados de su seno a los judíos en la época goda, pasó a la dominación árabe hasta que San Fernando la rescató para Castilla. Ufánase de ser la cuna de Ben Alhamar, fundador de la real estirpe nazarí de Granada y de la Alhambra maravillosa. En el pasado siglo dio al general Serrano, duque de la Torre, regente de España.

Pero la gloria popular de Arjona es otra. Cuando yo estuve allí, en 1928, hervía en fiestas religiosas y profanas para conmemorar el tercer centenario del descubrimiento de las reliquias de sus santos patronos Bonoso y Maximiano. Allí se juntaron, bajo el sol de justicia del agosto andaluz, varios obispos y muchas autoridades civiles. Por mi parte, había tenido la suerte de ver galardonado un poema «referente a la exaltación de los mártires cristianos que, con motivo de la persecución de Daciano en el siglo IV, padecieron en España y en especial en Arjona». Copio el texto del tema primero del certamen, que llevaba también una curiosa nota bibliográfica de ocho obras por lo menos, que sirviera de consulta, entre las cuales estaba «España», de Pi y Margall, con indicación del timo y hasta de la página. De esta obra extraje una nota de tres renglones, y así es como me vi cantor de los extraños y santos mártires de Arjona.

Es curiosa por lo demás, su historia. Un erudito catedrático de la Universidad de Baeza, el doctor Francisco Ibáñez de Herrera, había hecho afirmaciones verídicas del martirio de Bonoso y Maximiano y otros tres mil cristianos en Arjona. La noticia bastó para que los cabildos municipal y eclesiástico enviaran legados al cardenal de Jaén don Baltasar Moscoso y Sandoval a fin de que autorizara excavaciones en el Alcázar y muralla, que por otra parte ya había emprendido el pueblo fervoroso. Hay relaciones y memoriales, como el del canónigo de Córdoba Bernardo de Alderete, donde constan los prodigios concomitantes a los trabajos de excavación: luces misteriosas, cruces de luz, apariciones de sombras humanas. Y por fin, un día las fosas de huesos, de innumerables huesos, cráneos perforados, tibias, fémures, cenizas que exhalaban suavísimo olor y despedían una luz intensa en la noche, como de fuego. «Ur-Gabah» era efectivamente, luz en la altura.

Ocurría esto en 1628. Los santos Bonoso y Maximiano fueron proclamados «para siempre jamás» patronos de Arjona. A Roma se enviaron los testimonios del prodigio y el cardenal Moscoso y Sandoval autorizó el patronazgo y la fiesta para el 21 de agosto y mandó edificar el santuario de reliquias que se abrió al culto en 1659.

Foto: Alfonso Nieves (2019)

He recordado todo esto porque cuando hace unos años conocí la gerundense villa de Blanes, la antigua «Blanda» romana, puerta hoy de la Costa Brava, se encandiló mi sorpresa al saber que también tenía por patronos a San Bonoso y San Maximiano. Efectivamente, sobre la fachada de una de sus principales calles contemplé las figuras de los dos inseparables mártires. ¿Cómo una devoción tan localizada se había extendido así a dos poblaciones españolas tan distantes? ¿Acaso por efecto de la cualificada y conocida romanización de ambas? Pero entonces lo más curioso es que la tradición de uno y otro lugar, coincidentes en el culto, difieren en sus fuentes de origen. Las de Blanes se apoyan en un testimonio de mosén Bernardo Boades, párroco de la villa en el siglo XIV. «habéis de saber -dice- que en una historia muy vieja de santos que se recita en el coro de la catedral de Gerona y en breviarios muy viejos, se lee que en Blanda, hoy Blanes, hicieron morir con graves y muchos crueles tormentos por la santa fe a dos hermanos muy nobles de la misma ciudad, llamados Bonoso y Maximiano, en tiempo del emperador Antonino».

Según esto, pues, los santos son hermanos, naturales de Blanes, y padecieron martirio en el siglo II (no en el siglo IV). Para reforzar el juicio del mosén está el fraile de la orden de los mínimos y natural de Blanes, fray Juan Gaspar Roig Jalpi, quien respecto a los «antiguos breviarios» afirma que fueron ordenados por el obispo Berenguer, y ya con estas y otras pruebas el obispo Ninot «los declaró (a los santos) hijos de Blanes, confirmando la Sagrada Congregación de Ritos la elección que de patronos principales de esta villa hicieron el clero y pueblo». Y añade que «según parece desaparecieron las actas de estos héroes de Cristo, pero en tiempos del venerable Beda (731) y de Adón (879) existían, pues lo manifiestan en sus martirologios».

Tomo tan curiosos datos de una obrita titulada «Santa María de Blanes» (Barcelona, 1941), debida al erudito blandense señor V. Coma Soley, quien afirma cómo la tradición señala hasta el barrio -el de la Massaneda- por lugar del suplicio, «y añade que sus cenizas fueron aventadas, llegando éstas hasta Llagostera, por cuya causa en este pueblo les dedican cultos especiales». En 1663 – cuatro años después de inaugurarse el santuario de reliquias de Arjona -la iglesia parroquial de Blanes dedicaba un altar a los dos santos. Si para Arjona fueron las indulgencias y bendiciones de Urbano VIII, para Blanes fueron las de Alejandro VII (con solo un Papa de por medio). Lástima que los bolandistas jesuitas de aquel siglo, con su edición crítica de las actas de los antiguos santos, no tocaran el asunto de tan curiosa y doble tradición.

No osaré yo, pues, formular conclusiones. Me he limitado a exponer, y de cualquier modo, ni quito ni pongo santos, ni tampoco ayudo a ningún señor, que en este caso sería la verdad. Aunque es muy posible que la devoción popular tenga asimismo sus razones que la razón de la más rigurosa historia no comprenda nunca.

CONFERENCIA SOBRE LA DUQUESA DE LA TORRE

Doña Trinidad Ortuzar, don Juan Latorre Ruiz, alcalde de Arjona y don Carlos Martínez de Campos el actual Duque de la Torre

El pasado día 22 de noviembre, en el salón de actos del Excmo. Ayuntamiento de Arjona, la catedrática de Historia, doña Trinidad Ortuzar Castañer pronunció una conferencia con motivo de la publicación de su libro: «La Duquesa de la Torre. Mariscala Serrano (1831-1917)» y dentro del extenso programa del Ayuntamiento «Otoño Cultural» que tanto renombre están dando a la localidad.

No es la primera vez que doña Trinidad visita Arjona, pues ya estuvo en nuestra localidad el 16 de noviembre de 2002, con motivo de otra conferencia que dio a raíz de la publicación de su tesis doctoral «General Serrano, Duque de la Torre, el hombre y el político.»

Invitado por el Ayuntamiento, acudió a este acto el actual Duque de la Torre, don Carlos Martínez de Campos y Carulla. El acto fue presentado por el alcalde don Juan Latorre Ruiz; ambos elogiaron la labor permanente de investigación en la historia de España del siglo XIX de doña Trinidad Ortuzar.

Grabación completa de la conferencia

Por otra parte y en relación con el General Serrano, en la Biblioteca Nacional existe una «Historia de la vida militar y política de Francisco Serrano y Domínguez, Duque de la Torre, Regente que fue del Reino por elección de las Cortes Constituyentes de 1869«, obra póstuma de Andrés Borrego publicado en 1892.

Participación de arjona en la marcha de sevilla

Entre los manifestantes que acudieron ayer de toda Andalucía, 20.000, según los organizadores, Arjona estuvo en Sevilla para exigir unos precios justos del aceite de oliva virgen extra y para luchar contra los especuladores: envasadores y distribuidores que roban a los andaluces 1.500 millones de euros, según los convocantes COAG y UPA. 

Pese a que esta marcha alcanzó  cuatro kilómetros  por las calles de Sevilla, se echó en falta en esta protesta,  la participación de ASAJA y la patronal de cooperativas agrarias andaluzas. Esta falta de unidad no es buena ante un sector que ve cómo han bajado los precios en el último año de un 30% hasta situarse en 2,1 a 2,2 euros por litro de aceite de oliva virgen extra según datos de Asaja Jaén.

COMIda benéfica contra el cáncer

En la tarde de hoy, se ha celebrado en el restaurante «Las Palmeras» de Arjonilla, la tradicional y anual comida benéfica contra el Cáncer organizada por la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer), en su XXI edición.

Dicha reunión ha sido apoyada, como siempre, por una multitud de arjoneros que han acompañado en todo momento a la Junta Directiva de dicha Asociación, que han realizado, como siempre, su buen hacer en organizar este tipo de eventos para recaudar fondos en la lucha contra esta cruel enfermedad que nos toca a una buena parte de los que acudimos a dicha reunión.

Se recordó a nuestro querido vecino, Paco Palomo, recientemente fallecido en su lucha contra esta enfermedad, siendo aplaudido cariñosamente por todos los asistentes al evento.

Intervención del Alcalde de Arjona, D. Juan Latorre, recordando el sentido de esta reunió

Durante el transcurso de la comida, se sortearon infinidad de regalos donados por empresas y particulares que beneficiaron a la totalidad de los asistentes a esta comida benéfica.

Una vez más, admirar y agradecer a la ardua tarea que realiza la Junta Directiva de esta Asociación que ha hecho posible que esta XXI reunión haya podido realizarse.

Miembros de la Junta Directiva de la AECC de Arjona.

Las esculturas de Juan Méjica visitan Arjona

Hoy, día 15 de enero, se ha inaugurado la exposición de las Esculturas Monumentales de Juan Méjica, en la Plaza de Santa María por el alcalde, Juan Latorre Ruiz, acompañado del concejal de cultura, Alberto Jaén y el director de la colección museográfica de Arjona, Antonio Salas.

A través de la Fundación Méjica que preside el escultor, ofreció un programa didáctico «Didactus», consistente en 200 puzzles para entregar a los centros docentes y así implicar a profesores y alumnos en observar estas obras.

Es evidente el choque visual de las esculturas en contraste con el fondo patrimonial de Arjona, pero que, en opinión de Juan Méjica, suponen un diálogo de las piezas con el patrimonio monumental de la ciudad.

Contraste de la escultura urbana con la iglesia de Santa María

Se siente embajador de la cultura española, cuyos trabajos imprimen un sentimiento de identidad y pertenencia a España, como el toro o el caballo ibérico con formas simplificadas influenciado por el arte celtibérico.

Presenta siete esculturas de gran formato, cuyo peso oscila entre dos y cinco toneladas y que podrán ser visitadas a cualquier hora, pues estarán expuestas en la calle, concretamente en la Plaza de Santa María, Paseo del General Muñoz Cobo y el «Paseo Nuevo» o Avda. de Andalucía, hasta primeros de abril, que se trasladarán a Getafe (Madrid).

Las esculturas urbanas llevan viajando 9 años por toda España y precisamente Arjona, es la ciudad más pequeña de todas las que han recibido esta exposición, claro está, exceptuando el pueblo natal del escultor. También es la sexta ciudad jiennense que recibe esta exposición.

Los visitantes posan ante la escultura «La Mujer Solar»

Juan Méjica, además de pintor, escultor y escritor, es Doctor, profesor de la Universidad de Oviedo y de los Cuerpos Superiores de Administradores (excedente) y de Letrados de la Administración de la Seguridad Social. Como experto en Derecho Sanitario y miembro de distintas Sociedades Profesionales del Derecho ha contribuido a difundir especialmente el Derecho Sanitario en el mundo de los Juristas y de los Médicos. Es Presidente de la Fundación Méjica, dirige la editorial Ojo x Hoja, Editora y la Revista de reflexión y expresión “La Manzana de las Luces”, así como las Colecciones monográficas “Asturias, Paraíso Cultural” y “Asturias Estética”; también acredita la dirección, organización y coordinación de varios Congresos, así como la dirección y participación en varios Cursos de Verano de la Universidad de Oviedo y de otras Instituciones.

Los visitantes a la inauguración posan con el escultor

Como artista su trayectoria figura al menos en una docena de libros dedicados monográficamente a su obra y personalidad, y con carácter general se puede encontrar en la Enciclopedia General Larousse, la Enciclopedia Asturiana, el Diccionario Forum Artis, entre otras publicaciones. Ha realizado múltiples exposiciones individuales y colectivas en España y en el extranjero (Estados Unidos, Países Bajos, Bélgica, Francia, Alemania y Suiza), también ha ejecutado varios murales, esculturas y conjuntos escultóricos de grandes dimensiones para diversos lugares públicos. Es autor del Parque Escultórico “Yacimiento de la Memoria Rural”, en Bustiello de Ayones (Valdés). Asimismo ha ilustrado varios libros (Juramento Hipocrático; Beato de Oviedo; Canciones de Vida, Amor y Muerte, etc.). También ha dirigido, diseñado y presentado el proyecto Creaciones para el Paraíso Natural (Repensando Asturias. Asturias desde el 2021 a nuestros días), que integra arte, economía, medioambiente…, en la línea de César Manrique.

Su obra adquiere influencias de Miró, Picasso y del arte rupestre en su abstracción expresiva.

El escultor con el pintor Francisco Arjona

Entre los asistentes a esta inauguración nos sorprendimos por la visita de un gran pintor Jiennense, Francisco Arjona, del cual también tendremos ocasión de hablar de él.

CONCIERTO NAVIDEÑO DE LA CORAL DE ARJONA «REGINA COELI»

Un año más, el pasado día 22 de diciembre, a las 20:30, la coral arjonera Regina Coeli, nos ha deleitado con su tradicional Concierto Solidario Navideño, esta vez en el templo San Martín de Tours. 

Una asociación, sin ánimo de lucro, que se dedica al cultivo y fomento de la música vocal, se creó el año 2005, a iniciativa de su directora, Inmaculada Pulido Jaén. Su finalidad consiste en alcanzar la satisfacción propia con la interpretación del canto coral, promoviendo y difundiendo la música y contribuir al enriquecimiento cultural de Arjona y su entorno. 

El repertorio constaba de una serie de villancicos populares que fueron interpretados maravillosamente por la Coral y dirigida por Inma Pulido entre los que se incluyeron villancicos como Adeste Fideles, Noche de Paz, Ay del Chiquirritín, Los campanilleros etc., y que nos transportaron a la época del nacimiento del Niño Dios, y que fueron insistentemente aplaudidos por el público congregado en la Parroquia.

Ver el vídeo del concierto.